EXPOSICIÓN DIGITAL

Las miniaturas nos remiten a historias entrecruzadas entre el juego, los juegos y los juguetes. Unos y otros se van reinventando en el tiempo y el espacio, acordes con el papel social y cultural que les conferimos. Objetos, forma, función y reglas adquieren otra dimensión en el mundo de la miniatura, se ubican entre el juego, el ritual o la contemplación. En México nombramos sus escalas con sendos adjetivos calificativos como chico, chiquito y chiquititito. Nos causa admiración la destreza de los dedos de un adulto para crear obras desde unos cuantos milímetros hasta unos 10 a 15 centímetros.



COMPARTIR