DONAR

El Museo Franz Mayer abrió sus puertas en 1986 asumiendo la gran responsabilidad de conservar, investigar y acercar a diversos públicos el legado cultural que el Franz Mayer legó a México tras su muerte en 1975.

Desde su apertura, el museo ha inspirado a diversas generaciones a través de sus objetos, alentando al aprendizaje y contribuyendo al disfrute de los visitantes. El inmueble que lo resguarda -el antiguo hospital de San Juan de Dios- es en sí mismo una fuente de inspiración que nos habla de la historia, arquitectura y formas de vida durante el periodo colonial en México. Así como también, subraya la importancia de recuperar y rehabilitar inmuebles históricos para brindarles un uso que se adapte a las necesidades del mundo moderno.

Hoy en día, al legado de Franz Mayer se han sumado las valiosas colecciones de Ruth D. Lechuga, Wolfgang Paalen, William Spratling y Marguerite Rostan, así como otras importantes donaciones que enriquecen la misión del museo.

En conjunto, la colección del Museo Franz Mayer representa más de cinco siglos de historia en las artes decorativas y el diseño, refleja costumbres, conocimientos e intercambios culturales, artísticos y comerciales entre México y el resto del mundo. No obstante, sus más de once mil objetos afrontan importantes retos de conservación. A éstos se suman más de diez mil libros raros y antiguos que se suman a la extensa labor de conservación del museo.

El acervo es tan amplio como complejo, e incorpora una inmensa variedad de materiales, técnicas y procesos de manufactura, ya que contamos con maravillosos ejemplos de pintura de caballete, escultura, fotografías y cerámica. Pero también, con ejemplares únicos de enconchado, orfebrería, arte plumario y talla en marfil, que por su delicadeza, requieren de atención especializada para su conservación.

Ya sea que los bienes se encuentren en exhibición, resguardados en el almacén o en préstamo temporal dentro y fuera del país, tenemos el compromiso de proveer las mejores condiciones que garanticen su conservación. Por ello, aplicamos permanentemente medidas preventivas para controlar y retardar la aparición de cualquier forma de deterioro en los bienes. Y caso necesario, se realiza en ellos una restauración para recuperar su estabilidad material y sus cualidades estéticas basándonos siempre en el respeto a la materia original, lo que implica un profundo conocimiento técnico y científico de los objetos, y la vez, requiere de considerables recursos humanos y financieros.

Significa que con tu apoyo continuaremos relatando historias, formando experiencias y estrechando lazos con el público, permitiendo así que el legado de Franz Mayer crezca, se resignifique e inspire a las nuevas generaciones.

La crisis provocada por la expansión del SARS-CoV-2, afectó terriblemente a las instituciones culturales a nivel mundial, por lo que la UNESCO estima que aproximadamente un 13% de los museos no tendrá posibilidad de volver a abrir sus puertas. Es por ello, que hoy más que nunca, te invitamos a continuar apoyando al museo a través de tu donativo, de nuestros programas de Afiliaciones o formando parte del Círculo de Donadores y Patrocinadores.