Abril 07 - Mayo 29

Tapetes. Anudando historias – Enlazando ideas

Muestra que reúne 19 obras de 19 importantes arquitectos, diseñadores y artistas contemporáneos, entre los que se encuentran Juan Pablo Serrano, Emiliano Godoy, Ariel Rojo y Ximena Pérez Grobet.  

El Museo Franz Mayer, cuya misión es promover y motivar la creación del diseño contemporáneo en nuestro país, presenta la exposición Tapetes. Anudando historias – Enlazando ideas  en la que se exhibirá el trabajo de 19 diseñadores, arquitectos y artistas contemporáneos que enlazan la antigua tradición del anudado con diseños contemporáneos.

Los participantes de la muestra fueron seleccionados por la empresa más antigua de comercialización de tapetes hechos a mano de México, Odabashian y Círculo Cuadrado con el objetivo de combinar distintas disciplinas y generar un grupo representativo tanto en trayectoria como en talento. Juventud y experiencia son los ingredientes que le dan la personalidad a la exposición.

Las técnicas de anudado de tapetes de Asia serán las que plasmen este caleidoscopio de ideas en las que destaca principalmente el punto de vista e inspiración de cada uno de los participantes. El resultado es una visión actual y diferente del los tradicionales diseños en tapetes, además de una forma novedosa de expresarse.

Los participantes son los arquitectos e interioristas: Juan Pablo Serrano Orozco, Aurelio Vázquez Durán, usoarquitectura, Andrés Mier y Terán, Paul Cremoux, Productora y Paola Calzada Prats. Diseñadores gráficos y diseñadores industriales: Gonzalo Tassier de la Maza, Ariel Rojo, Jorge Cejudo, Adolfo González Gómez, Manuel Álvarez Fuentes, Benito Cabañas Aguilera, La Jabonera, Emiliano Godoy, Igloo Design, EOS México y Joel Escalona. Artistas plásticos: Ximena Pérez Grobet.

La curaduría corrió a cargo de la arquitecta Renata Becerril, mientras que el diseño de la museografía fue realizado por el arquitecto Lorenzo Álvarez y el empresario Lorenzo Díaz.

El tapete ha formado parte del paisaje material del hombre desde hace más de 6,000 años. Acompañó  a los nómadas en su búsqueda por establecerse,  protegiéndolos del clima  y hasta sirviendo de moneda, finalmente encontró un lugar primordial en las casas cuando dejaron de errar y así se ha convertido en una pieza de uso cotidiano hasta nuestros días.

Y aunque casi todas las culturas en el mundo se han encontrado, por caminos diferentes tejiéndolos, son los tapetes llamados orientales, por su continuidad y trascendencia  los que marcan las pautas de una historia general.

El tapete de Pazyryk, encontrado congelado en el sur de Siberia, data de 500 antes de Cristo, es el más antiguo registrado y por su complejidad, demuestra que había ya entonces un grado de evolución sustancial en las técnicas.

Tejidos todos en telares de madera, los tapetes orientales se dividen en dos grandes familias derivadas de la técnica del anudado: Turcos y Persas. Se tejen con materiales naturales como son lana y seda para los nudos y algodón para la urdimbre y la trama que forman el soporte de tejido.

Durante los siglos XV, XVI y parte del XVII el aprecio y el uso de los tapetes se intensificó y extendió desde Oriente hasta Europa, y es en estas épocas que  las diversas tradiciones occidentales de tejido se consolidan por su influencia. Tras estos casi tres siglos de bonanza, el tapete se olvida y es hasta las exposiciones universales del siglo XIX en que los diseñadores y artistas recobran interés en él como pieza primordial de los interiores y lo descubren como medio de  expresión de una nueva modernidad.

El tapete vuelve para quedarse, y ya para principios del siglo XX, la Bauhaus lo incorpora de facto a la vida moderna al considerar en su programa la práctica de su diseño.

El jurado otorga una mención especial cuando alguna imagen ha causado un impacto excepcional en el mundo entero, aunque no haya sido tomada por un fotógrafo profesional. Abir Abdullah, miembro del jurado comenta que "este reconocimiento abre la posibilidad de mostrar el periodismo ciudadano, cuando los fotógrafos profesionales no han tenido la oportunidad de estar en algún lugar, pero debido al desarrollo tecnológico, alguien puede grabarlo... eso nos lleva a una nueva era de retos profesionales y este es un buen ejemplo de una foto de un lugar en el cual un reportero no podría haber estado". 

World Press Photo es una organización independiente y sin ánimo de lucro fundada en Ámsterdam, Holanda, que premia desde 1955 lo mejor del fotoperiodismo mundial dividido en nueve categorías: retratos, personajes de actualidad, noticias de actualidad, temas de actualidad, vida cotidiana, temas contemporáneos, naturaleza, artes y entretenimiento y deportes.

En el marco de la exposición, el Museo Franz Mayer conferencias, cursos y talleres de fotoperiodismo, así como un ciclo de cine–debate y visitas guiadas nocturnas.

World Press Photo 11 es patrocinada a nivel mundial por Canon y TNT. En México recibe el apoyo del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, CONAPRED; el Instituto Mexicano de la Radio, IMER y la cerveza Carlsberg.