Pieza del mes

mayo

Sala de introducción

Este mes presentamos una escultura que, según consideramos, representa a San Diego de Alcalá. El personaje está vestido con un hábito de color verde y lleva un cinto amarillo, sostiene en la mano izquierda un racimo de flores. En la pieza se observan faltantes que recuerdan su fragilidad. Tiene ojos color azul y cabellera amarilla, con hendiduras y líneas de color ocre que dan el efecto de ondulaciones. La base en la que se posa, está firmemente adosada al cuerpo del santo. La figura es hueca y en su interior se pueden observar pequeñas piezas de barro sin esmaltar que le dan firmeza estructura.

A partir de la conquista de México y con la llegada de nuevas tradiciones cerámicas a América desde Europa y Asia se apropió una nueva estética y de los conocimientos de nuevos procesos, como por ejemplo, la técnica del vidriado.


La cerámica virreinal retomó de las culturas mesoamericanas su conocimiento del comportamiento de las arcillas y los componentes de las tierras locales, y de la tradición española el trabajo con el torno, el barniz de plomo para la cerámica vidriada y el de estaño y plomo para la mayólica, así como el horno cerrado de bóveda. La cerámica puede ser decorada, en relieve, incisa, pintada vidriada y esmaltada. El esmalte y el esmaltado son técnicas que resultan de la fusión del cristal en polvo a través de un proceso de calentamiento, que lo funde para formar una cobertura vidriada, suave y duradera. También es suave, resistente a las agresiones mecánicas o químicas y puede mantener los colores brillantes durante mucho tiempo.

El personaje representado en la escultura, puede tratarse de San Diego de Alcalá, (San Nicolás del Puerto,1400 - Alcalá de Henares, 1463), hermano lego en la Orden de los Frailes Menores de la Observancia, canonizado en 1588, es considerado patrono de los hermanos legos franciscano por el hecho de haber sido el primer hermano lego canonizado. Se le reconoce el milagro de la curación de un niño que, al quedarse dormido en un horno, fue quemado gravemente cuando éste se encendió y, tras la intercesión del santo, desaparecieron las quemaduras. El cadáver de san Diego se encuentra en la catedral de Alcalá de Henares y permanece incorrupto, emanando una fragancia floral. Su fiesta es el 13 de noviembre e iconográficamente se le suele reconocer porque viste el hábito franciscano de los legos: túnica, escapulario y cordón. Sus atributos más frecuentes son: una cruz en la mano y unas rosas que sostiene en su escapulario a modo de delantal, en ocasiones las lleva en la mano. Los atributos menos frecuentes son: que se le encuentra rodeado de mendigos y niños a quienes reparte comida (tal vez con un cazo en la mano), con una cruz a cuestas, un rosario en la mano y suele representarse en éxtasis ante una cruz, mientras los ángeles le reemplazan haciendo la comida, sanando a un ciego o sacando a un niño ileso de un horno encendido o que se le aparece el niño Jesús.



Bibliografía y referencias

Patricia Fournier y M. James Blackman. Producción, intercambio y consumo de lozas vidriadas en Nueva España: Conformación de una base de datos de composiciones elementales mediante INAA. (26-01-17).
Roiga, Juan Fernando. Iconografía de los santos. Ediciones Omega, S.A., Barcelona, 1950.

La cabeza da la impresión de cabello ondulado.

Pies descalzos.

Mano derecha del personaje.

Mano izquierda con flores como atributos.

Detalle de la sotana.

Detalle de la capucha y parte posterior de la sotana.


1
2
3
4
5
6
Pieza del mes de mayo

San Diego de Alcalá (?)
Autor desconocido
Escultura
Cerámica esmaltada
Puebla de los Ángeles, Nueva España
Siglo XVIII - XIX

Banner de Verano
 
Compra de Boletos para la exposición de Tim Burton