Pieza del mes

diciembre

No. catálogo: BEA-0250

Sala de Platería

Este mes se presenta un grupo de ángeles de énfasis pasionario que probablemente solían acompañar alguna imagen religiosa en el marco de una procesión. Las imágenes de plata que servían como remate o complemento de andas, como parece haber correspondido a este caso, se integraban al lucimiento y discursos de los grupos escultóricos. Estas piezas en específico se observan vestidas a la romana y presentan detalles logrados a partir de la técnica de la cera perdida, perfilados mediante el cincelado.

Ángeles Pasionarios
Autor desconocido
Plata fundida, martillada, cincelada y repujada
Nueva España
Siglo XVIII .


Los ángeles pasionarios son una de las variantes de la figuración angélica; se trata de ejemplos de carácter simbólico, de representación constante durante el siglo XVIII. Entre otros casos, destaca el ejemplo de aquellos que acompañan a la Virgen de la Angustias de Almería, Andalucía, España. En relación con el antiguo territorio novohispano, es conocido el ejemplo de los ángeles que figuran en la pintura de la Virgen de los Dolores de San Cristóbal de las Casas, obra del artista Juan Correa.¹

Los plateros del virreinato de la Nueva España también se dedicaron a la elaboración de este tipo de piezas, retomando para ello diversos modelos formales. Estas obras se sumaron a la producción virreinal de platería religiosa, destacando aquellas de uso litúrgico.²

Los grupos escultóricos pasionarios que salían en procesión como parte de las festividades de Semana Santa, solían acompañarse de este tipo de ángeles, dispuestos en la peana de la imagen principal o a manera de remate de las andas. Estos elementos complementaban dichos grupos con su particular brillo, además de enriquecerlo a través de su riqueza material.




Bibliografía y referencias

Aymes Fernández, Carla. La platería civil novohispana y decimonónica en los ajuares domésticos: estudio documental 1600-1850. Ciudad de México, 2010
Reau, Louis, Iconografía del arte cristiano. Traducción: Daniel Alcoba, José Ma. Sousa Jiménez. Serbal, Barcelona, 1999-2002
Sebastián, Santiago y Monterrosa, Mariano. Iconografía del arte del siglo XVI en México. Gobierno del Estado de Zacatecas, México, 1995
Sebastián, Santiago. Iconografía e iconología del arte novohispano. Grupo Azabache, México, 1992
Paniagua Pérez, Jesús y Salazar Simarro, Nuria, (Coordinadores) La plata en Iberoamérica: siglos XVI al XIX: congreso. INAH, México, 2008
Esplendor de la plata mexicana. Grupo Smerfit, México, 2001
Esteras Martín, Cristina. La platería del Museo Franz Mayer. Fideicomiso Cultural Franz Mayer, México, 1992.
Valle Arizpe, Artemio. Notas de platería; prólogo, glosario y selección de piezas Virginia Armella de Aspe; fotografías Sebastián Saldívar. Corporación Industrial San Luis, México, 1988


¹Vargas Lugo de Bosch, Elisa y Curiel, Gustavo. Juan Correa su vida y su obra.
https://books.google.com.mx/books
(25.04.07)
²Esteras Martín, Cristina. La platería del Museo Franz Mayer, Fideicomiso Cultural Franz Mayer, México, 1992.

Juan Sandoval Pallares

Imagen Detalle 1

Detalle del rostro.

Imagen Detalle 2

Detalle de las manos.

Imagen Detalle 3

Se les sujetaba en las esquinas de la plataforma cuadrangular de las andas.


1
2
3
Pieza del mes

Ángeles Pasionarios
Autor desconocido
Plata fundida, forjada, cincelada y repujada
Nueva España
Siglo XVIII

Los ángeles pasionarios son los personajes que portan elementos de la Pasión de Cristo o arma christi, son alegorías y símbolos muy importantes en el arte virreinal. En el siglo XVIII aparecen una serie de ángeles, cuyos rostros y los arma christi, evocan los últimos momentos de la vida de Jesús mostrando, generalmente, actitudes de dolor y tristeza, algunos de ellos manifiestan su desconsuelo. La Dolorosa de San Cristóbal las Casas presenta como novedad iconográfica la inclusión de varias figuras angélicas, que llevan los principales símbolos de la pasión. La enorme difusión que alcanzaron estas figuras angélicas, partir del Renacimiento, se debe en gran medida a los grabados que hiciera de ellas Alberto Durero. En la iconografía de la iglesia oriental, específicamente la ortodoxa rusa, quizá por primera vez, la imagen de la virgen estas asociada a figuras de ángeles pasionarios.
La presencia de ángeles es muy frecuente en numerosas imágenes religiosas, especialmente acompañando a la figura de la Virgen. En la procesión de Semana Santa se solían utilizar esculturas pasionarias acompañadas de los ángeles pasionarios que servían como remates en los extremos de las andas o pasos procesionales. Sobre el tablero se colocaba la imagen o el grupo de imágenes propias del evento y se les adosaban otros elementos de plata u oro. A los ángeles se les puede ver como acólitos ceroferarios o turiferarios, llevando candeleros o balanceando incensarios en diversas situaciones de la vida de cristo o en la asunción de la virgen o acompañando a Cristo crucificado. El arte de la platería virreinal se inicia poco después de la fundación de la Ciudad de México, muchos plateros españoles y portugueses se establecen en la ciudad. En 1536 se ejecutan las ordenanzas para reglamentar el oficio; entre otras: se marcaban los trabajos de plata labrada con el punzón de la ciudad como una forma de controlar la calidad de la plata –ley-Las esculturas de plata más producidas durante el siglo XVIII, fueron las imágenes religiosas y, en particular los ángeles, fueron las más requeridas y producidas, así como las imágenes de la Inmaculada y de los arcángeles.