Pieza del mes

agosto

Sala: Siglo XIX

La pieza que se presenta este mes un incensario en forma de león proveniente de China; está hecho en bronce cincelado y dorado (técnica china que consiste en lustrar el bronce hasta que termine con tonos dorados) con esmaltes de varias tonalidades. La cara y las garras son totalmente doradas pero su cuerpo es azul y está decorado casi por completo con flores de diferentes colores; el león está parado sobre una serpiente enroscada (dorada) y porta un collar con caracteres chinos tradicionales. Esta pieza tiene una pareja idéntica.

La figura del león y su uso como incensario dan una pista del posible uso original de la pieza: en la época de la China Imperial los leones eran considerados seres guardianes y era llamados Shi (獅). Es muy común encontrar un par de leones guardianes a fuera de los templos, palacios, edificios de gobierno y algunas casas del país asiático. Se pensaba que estos animales tenían grandes beneficios protectores; esta creencia está tan arraigada que aún hoy en día hay un par de leones chinos en la entrada de muchos lugares que tienen que ver con la cultura china.


Por otro lado, este león es un incensario, es decir que en él se depositaba la materia incandescente que, al consumirse, produce un olor agradable y hasta relajante. El incienso ha tenido un amplio uso en diferentes culturas y desde hace mucho tiempo, yendo desde su asociación religiosa y espiritual hasta la recreativa y medicinal. En China, el incienso fue usado desde las antiguas civilizaciones antes de Cristo; su uso era meramente religioso y servía para la invocación y adoración de los dioses, con el paso del tiempo su alcance creció en otros aspectos, por ejemplo la aromaterapia, la medición del tiempo y la honra a los ancestros. Estas aplicaciones fueron evolucionando al punto en que, ya para la China Imperial (Dinastía Song, 260 – 1127) el incienso era parte de la cultura en general e incluso se comenzaron a crear templos específicos para ceremonias que tenían que ver con éste.

Así pues, si este incensario es insertado en la tradición de los leones guardianes, se podría pensar que su uso (junto con la pieza idéntica y complementaria que tiene como pareja y que también se encuentra en el museo) era para proteger y decorar algún altar privado. Probablemente la materia prima que se hacía arder era depositada en el interior del león, y cuando el humo y aroma salían de las fauces se podría haber percibido el carácter místico y espiritual del león.

Esta pieza data de la época del dinastía Qing (1644 – 1912), que fue la última dinastía imperial china; es en este periodo donde se da el intenso intercambio comercial entre China y el resto del mundo a través de América, aquí en México es recordada la famosa Nao de China que traía especias, materias primas, productos manufacturados y arte. Tal vez este incensario llegó al país como parte de estos intercambios, dotado de esa exoticidad y originalidad de la cultura de la que procede, la pieza obtuvo el estatus de objeto de colección y fue así que terminó siendo parte de la colección de un museo.



Bibliografía y referencias

Watson, William. Art of Dynastic China. Nueva York: Harry N. Abrams, Incorporated, 1981.
Bachoffer, Ludwig. A short history of chinese art. Nueva York: Pantheon, 1946.

Imagen de Cristo como Salvador del Mundo.

Detalle de cajón, con chapa de carey e incrustaciones de concha nácar simulando flores. El cerrojo también está trabajado en concha nácar.

Los materiales a partir de los que fue realizada esta pieza dan alarde de riqueza, en relación con los recursos de su dueño o patrocinador y del territorio en el que fue creada.

Ornamentación muy detallada de tipo floral que le cubre casi por completo, los esmaltes usados son de tonalidades pastel, siendo el color azul el que más predomina.


1
2
3
4
Pieza del mes de agosto

Incensario en forma de león chino
Autor desconocido
Bronce cincelado y dorado con esmaltes
China
Siglo XIX

Banner de Verano
 
Compra de Boletos para la exposición de Tim Burton