Pieza del mes

mayo

Sala Introducción

La pieza del mes es una pintura que ilustra el momento culmen de la hagiografía de Santa Rita De Casia. Se trata de una obra de formato pequeño que da cuenta de un modelo de vida virtuoso, en el marco de los valores que perfilaron el panorama moral de la vida en el México virreinal del siglo XVIII. Santa Rita, santa, monja y mujer ejemplar del catolicismo, y su representación por un pincel novohispano, son el motivo de reflexión en esta ocasión.

En el museo se resguardan obras que fueron realizadas en México, en el virreinato de la Nueva España, en el seno de una sociedad de prácticas y creencias innegablemente vinculadas con el catolicismo. Entre la colección del museo, dentro del grupo de imágenes religiosas novohispanas, es posible señalar un conjunto que se encuentra relacionado con la mística religiosa y sus principales actores; a ellas corresponde la pintura de santa Rita (1362-1434), la cual muestra la escena principal de la hagiografía de esta santa, cuando una espina de la corona de Cristo le fue enterrada en la frente.


Santa Rita, nacida en Umbría, Italia, ha sido motivo de un relato de carácter ejemplar que sirvió de modelo virtuosismo religioso, especialmente para las mujeres. Su historia nos presenta una mujer que, después de haber sido doncella casta y esposa sufrida, se recluyó en un convento de monjas agustinas. La pintura enseña a santa Rita como protagonista de la composición; ella se encuentra rendida sobre sus rodillas como resultado de su unión con Cristo en la Pasión, anhelo máximo de su devoción, aspecto que se simboliza a través de la espina que se encuentra clavada en su frente, y que, según el relato, resultó de un desprendimiento de la corona de un crucifijo.

[...] entresacó una Espina de su Corona, rubí precioso de su Diadema, y haciendo de sus mismas sienes arco, aplicó ambos ojos, y todo el pecho al tiro, y disparó la preciosa saeta à la frente de Rita, donde se embebió toda: gimió el aire al flecharla; Rita al recibirla.

Novenario y vida milagrosa en verso, con la bendición de sus rosas, y los gozos de la admirable, milagrosa, protectora de imposibles la coronada esposa de Jesucristo S.ta Rita de Casia, Barcelona: Viuda e Hijos de Garriga y Aguasvivas, 1840, p. 116.

La riqueza de la obra estriba en la manera en que apela a los sentidos. Su formato pequeño obliga a otorgarle una mirada cercana y minuciosa, a repasar los detalles y reparar en los gestos de sus personajes. El rostro de santa Rita, enmarcado por velo y toca, se levanta encarando lo divino; ojos y boca se unen en un suspiro de arrebato que dista de la congoja agonizante que sugiere la herida sangrante de su frente. Un grupo de ángeles asiste a santa Rita, ellos la respaldan y reconfortan mientras acontece su unión con Dios como esposa de Pasión y de corona.

Del espacio en el que se desarrolla la escena, es posible afirmar que nos encontramos ante un altar, como muchos de los que existieron al interior de inmuebles, tanto civiles, como religiosos del siglo XVIII. Sobre la mesa del altar se dispone la imagen de un Cristo crucificado del que se desprende un haz de luz que llega hasta la santa enfatizando su privilegio divino y unión.

Los trabajos del cuerpo y del alma fueron fuertemente valorados en el contexto de la mística religiosa. De ello resulta que el relato que completa la historia de santa Rita que aquí se representa, apunte que vivió el resto de su vida con una llaga en su frente que nunca sanó y que la llevó a ser la santa que se invocaba durante los padecimientos de viruela.



Bibliografía

Flor, Fernando R. de la. La península metafísica: arte, literatura y pensamiento en la España de la contrarreforma. Madrid: Biblioteca Nueva, 1999.
Réau, Louis. Iconografía del arte cristiano, T. 2, V. 5, Barcelona: Serbal, 1998, p.136.
Novenario y vida milagrosa en verso, con la bendición de sus rosas, y los gozos de la admirable, milagrosa, protectora de imposibles la coronada esposa de Jesucristo S.ta Rita de Casia, Barcelona: Viuda e Hijos de Garriga y Aguasvivas, 1840.

Detalle 1

El rostro de santa Rita refleja el arrebato místico que resume su unión con lo divino, físicamente sintetizada en la espina que perfora su frente.

Detalle 2

El Cristo mira a santa Rita. Su unión se subraya a través del rayo de luz que parte desde la zona de su rostro y se dirige hacia la santa.


1
2
Pieza del mes de mayo

Mueve el cursor sobre los números para ampliar el detalle

Éxtasis de santa Rita de Casia
Alejo Lonte (?)
Óleo sobre tela
Nueva España
1770

Banner de Verano