Pieza del mes

abril

Vestíbulo de los Relieves

La pieza de este mes es una Virgen Dolorosa del siglo XVIII, de procedencia guatemalteca. Por su tamaño podemos señalar que es una escultura de las llamadas “domésticas”; piezas introducidas a la vida diaria —es decir, dentro de conventos y hogares— como parte de la imaginería religiosa utilizada por la Iglesia Católica para difundir sus enseñanzas y complementar el mensaje religioso de los retablos y templos, así como de ornamentar las capillas particulares.

La tradición artística de la escultura tallada en madera, policromada y estofada puede ser rastreada en la Nueva España desde el siglo XVI, con la llegada de los primeros misioneros. La producción guatemalteca durante el periodo virreinal —Guatemala formó parte de la Nueva España— a pesar de ser similar a lo hecho en la Ciudad de México, fue superior en las técnicas antes mencionadas.


Entre los temas preferidos de la escultura doméstica podemos encontrar representaciones de Cristo y la Virgen María —especialmente en las advocaciones de Inmaculada Concepción y Dolorosa.

Las esculturas de Virgen Dolorosas, generalmente traen en la mano una pequeña daga o una espada clavada en el pecho a la altura del corazón; además, como seña particular, tienen un resplandor en la cabeza, vez de la usual corona mariana. Del mismo modo, resultan comunes las representaciones con la mirada hacia arriba y lágrimas en el rostro. Todo esto simulando dolor y súplica; sentimientos acentuados, por si quedaba duda, por las manos unidas y levantadas.

La gestualidad y el encarnado de estas imágenes, sumado al rico policromado y el decorado dorado de sus vestimentas, son las características que otorgan fama atemporal a estas esculturas guatemaltecas.



Bibliografía

Amador Marrero Pablo F, Díaz Cayeros Patricia; El tejido policromo: la escultura novohispana y su vestimenta; México, D.F.: Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Estéticas, 2013.
Paiz de Serra, Isabel; Teoxché: madera de Dios: imaginería colonial guatemalteca; México: Embajada de Guatemala en México, 1997.
Álvarez Arévalo, Miguel; Imaginería doméstica colonial en Guatemala en Imaginería virreinal: Guatemala y México; Tepotzotlán; Estado de México: Museo Nacional del Virreinato, 1987. Pp. 101-105.

Detalle 1

El encarnado es la aplicación de policromía con tonalidades de la piel. Los escultores guatemaltecos tenían gran destreza utilizando esta técnica, tanto, que en algunos casos también representaban arrugas y manchas de la piel para dar realidad.

Asimismo, era muy común que estás imágenes presentaran ojos de vidrio y lágrimas de cristal o pintadas, como en este caso.

Detalle 2

Las telas de estas imágenes eran la imitación de ricos tejidos de la época, son representaciones de telas como la seda, damasco, tafetas, entre otros y diseños a la moda, así como los galones y otros elementos de pasamanería y bordados con hilos de seda y metálicos. El juego de brillos, contrastes y texturas en estas esculturas crean varios planos con el fondo, que completan la el efecto de tela en movimiento. Los elementos ornamentales son generalmente formas geométricas y formas vegetales, como las flores de acanto que podemos observar en la pieza.


1
2
Pieza del mes de abril

Mueve el cursor sobre los números para ampliar el detalle

Virgen de los Dolores
Autor desconocido
Madera tallada, dorada, plateada, policromada, estofada, esgrafiada y punzonada
Guatemala
Siglo XVIII

Banner de Verano
 
Compra de Boletos para la exposición de Tim Burton