Pieza del mes

febrero

Sala siglo XVI

En esta ocasión, con motivo del festejo que tiene lugar este mes, presentamos una pieza cuya temática jugó un papel importante en el imaginario de la sociedad barroca europea, cuya relevancia parecería mantenerse vigente, siendo perfilada a través de la cultura material y los medios de comunicación. Se trata de "El triunfo del amor", un bordado del siglo XVII realizado con hilos de oro, plata y seda, materiales de lujo que dan indicio de la propuesta que esta pieza proyecta sobre la idea del amor.

Durante el Renacimiento y ya desde la Edad Media, la importancia por el lujo y el detalle en la decoración de las telas tendió a la suntuosidad, durante el Barroco estas tendencias se hicieron una constante; predominaron las gemas, las perlas, las lentejuelas de metales ricos, y el oro hilado.


Piezas como las que en este momento analizamos son conocidas como “de imaginería”, término que se utiliza para referir a obras de bordado cuya composición y técnicas están pensadas para semejarse a una imagen pictórica. Con respecto de la técnica, en este bordado predomina la forma llamada "de oro tendido", misma que se logra mediante la imbricación de hilos de oro y plata entretejidos paralelamente a los hilos de seda. El resultado obtenido es el realce del brillo despedido de los hilos metálicos entre el colorido de las sedas.

El tema principal corresponde a “El triunfo del amor”; motivo alegórico cargado de simbolismo que recurre al imaginario del arte greco-latino, para encarnar en Cupido, hijo de Afrodita, la diosa griega del amor, el "brazo ejecutor de sus designios"1. Este personaje aparece liderando un carruaje tirado por dos leones, lo que refiere al poder transformador de esta fuerza. La escena fue muy popular durante el Barroco y generalmente se le encontraba como decoración en el recinto del tálamo conyugal, como una especie de recordatorio, o moraleja de que el dios del amor siempre habrá de triunfar2. Sin duda, ésta es una pieza que da fe de las concepciones estéticas de su tiempo, pero que encuentra su vigencia en la temática: el amor.


1 Cuadriello, Jaime. "El poder universal de cupido. Otto Vaenius y Jan Kessel. Emblemas amorosos" en Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, Núm. 68, México: UNAM, Instituto de Investigaciones Estéticas, 1996, p. 10

2 Ibidem. p. 36.



Bibliografía y referencias

Cuadriello, Jaime. "El poder universal de cupido. Otto Vaenius y Jan Kessel. Emblemas amorosos" en Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, Núm. 68, México: UNAM, Instituto de Investigaciones Estéticas, 1996,
De Aspe, Virginia Armella. Bordados y Bordadores, México: Gutsa, 1992.
Floriano C. Antonio. “El Bordado” en Artes Decorativas Españolas, Barcelona: Alberto Martín, 1942, pp. 114-54.
Stapley, Mildred. Tejidos y bordados populares españoles, Madrid: Voluntad, 1924.

Cupido sentado en el carruaje tirado por leones como símbolo de omnipotencia. La idea del amor como una fuerza todo-poderosa es bastante arcaica:

Omnia vincit amor

(El amor todo lo puede), es la locución latina que sintetiza el sentido de esta alegoría.

Detalle de Cupido sosteniendo el arco y la flecha. Cabe recordar que uno de los elementos iconográficos de este personaje es el carcaj y las flechas. Según el mito, Cupido guardaba flechas de dos tipos: las de oro, que eran para infundir amor en la persona herida y las de plomo que causaban el olvido y la ingratitud. En este detalle se aprecia la flecha de oro de Cupido, su carcaj cruzado al hombro y su arco.

Leones domados. Elementos iconográficos del motivo conocido como “El triunfo del amor” adaptados a la forma de un carro alegórico.

La maestría de las técnicas de bordado hace de esta pieza un ejemplar único. En este detalle se aprecia el dominio de diferentes puntadas para dar efectos diversos, y el brillante efecto resultante de la mezcla de hilos de oro y de seda.

Vista de una ciudad medieval en la base de una cadena montañosa.

Querubín bordado. Parte de los elementos decorativos localizados en la cenefa y en cada una de las esquinas de la pieza. Se aprecia la perfección de la técnica de matizado en los rostros de los ángeles, a los que se les confiere una mayor expresividad por el efecto de sombreado.

Detalle del fondo bordado en hilo de seda rojo en puntadas cortas con dirección horizontal que cubren tupidamente la totalidad de la pieza, formando delgadas columnas intercaladas por hilo de oro. También se aprecian elementos de aplicación, que se encuentran en el marco de la alegoría y la cenefa que la rodea, decoradas con un canutillo, cordón anillado que se enrolla en espiral, sobrepuesto y sujeto por puntadas transversales.


1
2
3
4
5
6
7
Pieza del mes de febrero

El Triunfo del amor
Autor desconocido
Seda bordada con hilos de seda, plata y oro matizado
Europa
Siglo XVII
69 x 77 cm.

Banner de Verano
 
Compra de Boletos para la exposición de Tim Burton