Pieza del mes

agosto

Sala: Siglo XVII

En esta ocasión presentamos una pieza elaborada en un taller de “concheros” durante el siglo XVII; la obra se ubica en la sala del Museo Franz Mayer que revisa dicha centuria y comprende una representación de la Asunción de la Virgen, trabajada al óleo sobre tabla y enriquecida con fragmentos de madre perla, técnica que caracteriza a los llamados “enconchados”: obras preciadas del periodo virreinal, cuyos principales temas corresponden a la Conquista de México, pasajes de la vida de Cristo y de la Virgen. Sus ejemplares más importantes encuentran en colecciones de México, Estados Unidos y España.

Al igual que las imágenes trabajadas a partir de plumas, las piezas realizadas mediante el empleo de tablas, pintura y madre perla, conformaron un tipo de producción que maravilló a sus dueños y espectadores, resultando en un aprecio que trascendió tiempo y espacio. Los “enconchados” fueron obras creadas en la Nueva España, principalmente en la ciudad de México, durante la segunda mitad del siglo XVII y principios de la centuria siguiente. Resultaron en una de las mercancías favoritas principalmente de los miembros de la sociedad española que radicaba en el virreinato, por lo que ellos se contaron entre sus más importantes mecenas. El resultado fue la exportación a España de este tipo de obras, ya fuera a manera de regalo o como parte del menaje o ajuar de “tornaviaje” de sis dueños. Al final de cuentas, se sabe que varios ejemplares de este tipo se contaran entre los “tesoros” de los palacios y principales casas españolas.


Este tipo de trabajo bebió de la influencia asiática y cuenta con antecedentes que datan del periodo prehispánico. El galeón de Manila fue uno de los medios que hicieron llegar al territorio americano las mercancías orientales trabajadas en nácar o con aplicaciones de dicho material.

El proceso de embutido que supusieron los enconchados resumió la incrustación de concha de nácar en zonas estratégicas de una tabla, cuyos espacios fueron predefinidos a partir de un diseño o dibujo previo. La tabla recibía un tratamiento preparatorio que, una vez dispuestas las láminas de concha, se completaba a fin de poder acoger adecuadamente las capas de barniz y pintura que integrarían la imagen. Esta técnica dio paso a un juego de veladuras que, en algunos casos, se sobrepusieron a las aplicaciones de la madre perla, propiciando la presencia de diversos tipos de resplandores que dotaron a una sola imagen de diferentes tipos de efectos lumínicos y de texturas. Esta técnica también podía utilizarse para enriquecer los marcos que acompañarían las obras.

Los temas más recurrentes, en su mayoría, eran de índole religioso, aunque también existían aquéllos en donde el contenido principal era la Conquista. En cuanto al caso que revisamos, representa la Asunción de la Virgen; este dogma cristiano, instaurado por el Papa Pío XII en 1950, se celebra el 15 de agosto, y corresponde a la asunción del cuerpo y alma de María, a los cielos. La pieza denota el momento preciso en donde un grupo de ángeles la eleva desde su sepulcro para llevarla al Paraíso. Mediante señas y gestos, los doce apóstoles, traídos desde diversos puntos del mundo por el Espíritu Santo, la despiden desde el mundo terrenal.



Bibliografía

Dujovne, Marta, Las pinturas con incrustaciones de nácar, Instituto de Investigaciones estéticas, UNAM, México, 1984.
Ocaña Ruiz, Sonia. “Enconchado Frames: The Use of Japanese Ornamental Models in New Spanish Painting” en Asia & Spanish America: Trans-Pacific Artistic & Cultural Exchange, 1500-1850. Papers from the 2006 Mayer Center Symposium at the Denver Art Museum, Denver: Denver Art Museum, 2009, pp. 129-133.
Romero, Rafael e Illán, Adelina, Ciencia y Esencia: Cuadernos de Conservación y Tecnología del Arte, España. En: http://www.ge-iic.org/docs/Ciencia-y-Esencia.pdf

La identificación de cada uno de los apóstoles en la obra se torna difícil, pues el parecido entre ellos es enorme. Para identificarlos, generalmente las imágenes presentan ciertos atributos que se pueden buscar en diccionarios de iconografía cristiana. En este caso, se podrían distinguir a partir de la comparación con imágenes similares, correspondientes a grabados o pinturas de iconografía tradicional.

La conservación de la madre perla es muy compleja, pues requiere muchos cuidados para mantener la pieza en buen estado. Este tipo de obras no son pinturas de caballete convencionales y suelen dañarse fácilmente.


1
2
Pieza del mes de agosto

La Asunción
Autor desconocido
Tablas trabajadas con pintura y embutidas con madre perla
Nueva España
Siglo XVII-XVIII

Banner de Verano
 
Compra de Boletos para la exposición de Tim Burton