Pieza del mes

noviembre

Sala siglo XIX

En el siglo XIX, se abrieron varias factorías en Puebla para fabricación de cerámica a la usanza inglesa en México. Nuestra pieza del mes es una sopera realizada en una de estas fábricas y presenta motivos nacionalistas como decoración.

La técnica de la cerámica durante mucho tiempo fue guardada celosamente por los emperadores chinos, pues era muy apreciada por los mismos y codiciada por los extranjeros. Para el siglo XV, en algunos países de Europa se desarrollaron diferentes técnicas de cerámica donde destacan la mayólica de la ciudad de Delft y la mayólica italiana. Pero fue en Inglaterra durante el siglo XVIII, cuando se conformó una técnica para la cerámica que buscó ser la competencia a la ya hecha en China, y que, incluso para el siglo XIX se convirtió en una de las más finas del mundo.


El método utilizado en Inglaterra para la decoración de sus piezas era llamado “impresión por transferencia” que consiste en tallar o grabar un diseño en una base, usualmente en una placa de cobre, que, después se cubre con pintura y aceite para tapar las líneas talladas. Posteriormente, con un papel se presiona la placa para que se marquen las líneas del diseño. Finalmente, se oprime el papel contra el objeto al que se transfiera el diseño en pintura o aceite.

Las primeras vajillas estampadas que salieron de las fábricas inglesas estaban decoradas en azul y blanco y copiaban los motivos de la porcelana china. Con el tiempo, además de este tipo de motivos chinescos, llegaron a México piezas con imágenes locales hechas especialmente para el mercado nacional. Muchas de ellas eran copias de los grabados realizados por los artistas viajeros.

El gran éxito de este tipo de cerámica en el mercado mexicano debió causar muchos problemas locales en Puebla, pues para el siglo XIX, un grupo de empresarios del lugar fundaron unas modernas fábricas para producir loza en serie a la manera inglesa. Al ser Puebla el centro de productor más importante de mayólica en el virreinato, buscaron emplear estas nuevas técnicas para dar una calidad más homogénea y a la moda, para aumentar la producción con costos menores.

La decoración de los objetos se basaba por completo en motivos mexicanos, tan del gusto de la naciente nación. Así destacamos esta pieza de cerámica que presenta el Paseo de la Viga en la Ciudad de México, lugar de moda en el siglo XIX.



Bibliografía

Barclay Jones, Olivia; emGámez Martínez, Ana Paulina; Castro Morales Olivia; Cerámica inglesa en México; México: Museo Franz Mayer: The British Council: Artes de México; 1996.

La decoración en las piezas inglesas de origen poblanas, presentan motivos mexicanos del gusto de la nueva nación en busca de su identidad. Durante el siglo XIX, el paseo de la Viga, además de su función comercial (pues pasaban las trajineras con productos comestibles desde Xochimilco hasta los mercados de la ciudad), el canal se convirtió en un sitio recreativo. Por ello, se transformó en un atractivo turístico natural de la capital, del que las crónicas y descripciones de la época coinciden en su afluencia y popularidad y al que acudían capitalinos para descanso y paseo. Esta imagen se encuentra en la parte frontal.

Después de la guerra de Independencia, un grupo de poblanos se interesó por crear una industria moderna en las antiguas factorías de cerámica en Puebla, para contribuir al progreso del país. Muchas de estas nacientes industrias trataban de modernizar las tradicionales factorías artesanales en Puebla, cuyos productos no podían competir en calidad y costo con las elaboradas en Inglaterra. Por ello, podemos encontrar estas marcas de los talleres poblanos donde aparece el águila con una serpiente en el pico. Esta marca se encuentra ubicada en la base de la pieza.


1
2
Pieza del mes de noviembre

Sopera
Autor desconocido
Cerámica esmaltada
Puebla
Siglo XIX

Banner de Verano
 
Compra de Boletos para la exposición de Tim Burton