Pieza del mes

febrero

¡Murió doncella!
Retrato de María Isabel Gutiérrez Condesa de Santiago de Calimaya

El Museo Franz Mayer presenta como pieza del mes de febrero el Retrato de María Isabel Gutiérrez Condesa de Santiago de Calimaya.


La importancia de esta obra va más allá de lo meramente evidente. A través del retrato de esta noble doncella, conoceremos algunos aspectos de la vida cotidiana en el ocaso de la Nueva España y en los albores del México Independiente.


Restauración

El retrato de María Ysabel se limpió y se restauraron algunas de sus partes, por ejemplo: una de sus mejillas y sus brazos. Así mismo, para apoyar la conservación de la obra, se le implementó un marco. Te invitamos a que descubras las diferencias que existen antes de la restauración y después de ella.



Bibliografía

González – Polo, Ignacio. El palacio de los Condes de Santiago de Calimaya: Museo de la Ciudad de México, México: Departamento del Distrito Federal, 1987.
Martínez, Marita. El retrato civil en la Nueva España, México: Museo Nacional de San Carlos, 1992.
Martínez, Marita. Las perlas grises del mar de Cortés, México: México desconocido, 2005.
Sanchiz, Javier. “La nobleza y sus vínculos familiares” en Rubial, Antonio. Historia de la vida cotidiana en México: La ciudad barroca”, México: Fondo de Cultura Económica – Colegio de México, 2005.
Toussaint, Manuel. Pintura colonial en México, México: UNAM, 1990.

Chiqueador

Los chiqueadores  eran pequeños círculos de papel o tela que servían de soporte a una mezcla de hierbas que aliviaban la jaqueca.

Para adherirlos a las sienes las hierbas se mezclaban con sebo, el resultado era una pomada que gracias a su consistencia permitía sanar el malestar.

Con el paso del tiempo los chiqueadores dejaron de ser meramente medicinales y se volvieron objeto de ostentación.

Durante el  siglo xviii y principios del xix las mujeres portaban chiqueadores elaborados de telas finas y de carey como un símbolo que denotaba su alto rango social.

Abanico

Los abanicos son un invento chino que invadió el mundo debido a su práctica función.

La variedad de alidades y costos permitieron que muchas mujeres pudieran ser dueñas de uno.

No estrenar un abanico para asistir a una ceremonia o al posar para un retrato menoscababa la reputación de quien había osado reutilizar dicho objeto.

El que porta Maria Ysabel Geronima seguramente era de una excelente manufactura, elaborado con los materiales más finos. Probablemente ella usó su abanico como símbolo de su posición social y no como un objeto para refrescarse.

Además de cumplir su función primordial, los abanicos eran utilizados para comunicarse a distancia, existía un lenguaje del abanico que los enamorados utilizaban para comunicarse secretamente.

¿qué nos querrá decir al cerrar su abanico?

Condesa de Santiago de Calimaya

El título nobiliario de Ysabel fue uno de los más prestigiados de la Nueva España.

Ysabel perteneció a la cuarta familia novohispana a la que el Rey de España otorgó un título nobiliario. Su estirpe data de 1616, casi doscientos años antes de que se realizara su retrato.

Su familia era una de las más adineradas y despilfarradoras de la capital novohispana.

Uno de los pasatiempos de su abuelo era apostar en juegos de naipes, actividad que en 1735 le sería prohibida, el rey lo obligo a prometer que no incurriría en juegos de azar, y en caso de lo contrario tendría que pagar una multa de mil pesos que serían donados a la actual Basílica de Guadalupe.

Murió doncella

Ysabel tuvo tres hermanas. Juana María que era más grande que ella, y dos más chicas: Ana María y Josefa quien era la más pequeña.  Juana y Ana estaban casadas.

En 1793 su padre falleció dejando un testamento en donde señaló cuál sería la repartición de sus bienes.

La herencia se repartió entre las tres mayores.

Nueve años después murió Ysabel quien, al haber permaneciendo doncella toda su vida, no tuvo descendencia a quien heredar, dejándole sus bienes a su hermana Ana María quien tuvo varios hijos.

Ignacio Ayala

Pintor

Del autor de la obra sólo conocemos los siguientes datos:
Su nombre completo fue Ignacio Rodríguez de Ayala. Dieciocho años antes de pintar esta obra se casó en Puebla con María Gertrudis Gómez Berruco.

Ésta es una de las dos obras que se conocen de él, la otra es un retrato de Don Manuel Antonio Valdés impresor prominente de la época. La obra se encuentra en el Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec.

Perlas

Desde la antigüedad, las perlas han sido objetos muy apreciados.

Antes del descubrimiento de América las perlas más apreciadas  eran las de oriente: muy blancas y brillantes.

En una lista los Reyes de España le expresaron a Cristóbal Colón algunas de las cosas que deseaban del Nuevo Mundo, entre ellas se encontraba la palabra “perlas”.

Poco tiempo después  se corrió la noticia: ¡en  el Mar de Cortés abundaban ostras con perlas! su tono gris plateado las hacía diferentes a todas las perlas de los mares conocidos hasta ese entonces.

Las perlas que lleva en su collar y en sus aretes son grises, probablamente del Mar de Cortés.

Hilos de perlas

Maria Ysabel porta dos brazaletes de perlas de once vueltas cada uno. Haciendo un cálculo, en sus muñecas lleva más de ¡400 perlas! Te retamos a contarlas.

Por su color blanco sabemos que éstas  se sacaron de los mares asiáticos, y fueron traídas desde oriente a tierras novohispanas.

¿Crees que Maria Ysabel era dueña de más de cuatrocientas perlas o consideras que el artista pintó  algunas de más de las que realmente portó ese día?

Rosa, abanico y pañuelo

Estos tres elementos son muy comunes en los retratos de las damas que pertenecían a la sociedad novohispana.

Tres símbolos que además de  acentuar la feminidad de las mujeres, entretenían las manos de la retratada que de no tenerlas ocupadas, desequilibrarían la composición de la pintura.

Vestido

El ajuar de la doncella pertenece a una moda de transición en la cual los vestidos abombados se hicieron mucho menos voluminosos, aunque las mujeres seguían rellenando sus medias para que sus piernas lucieran llenitas.

 Ysabel usa un corpiño con un diseño de rayas tiene mangas tipo farol con aplicaciones de encaje; sobre éste lleva una mantilla de un encaje fino. La falda tiene forma de globo y está bordada con flores.

Si bien el listón con el que recoge su cabello no es parte del vestido, sí tiene la intención de combinar con todo el atuendo.


1
2
3
4
5
6
7
8
9
Pieza del mes de febrero

Retrato de María Isabel Gutiérrez Condesa de Santiago de Calimaya
Ignacio Ayala
Óleo sobre tela
Finales del siglo XVIII, principios del XIX
Nueva España
121 cm. x 100 cm.

Banner de Verano
 
Compra de Boletos para la exposición de Tim Burton