Pieza del mes

abril

La pieza del mes de abril es un lebrillo poblano de cerámica estannífera que por su antigüedad, dimensiones, características de manufactura y la historia de su adquisición, se ha convertido en una de las obras más importantes de la colección del Museo Franz Mayer.

Corría el año de 1959, Franz Mayer había salido de viaje y Sofía Brauer, una de las secretarías de Corretajes e Inversiones Bursátiles, S. A.,  resolvía algunos de sus pendientes aprovechando que el jefe se encontraba fuera. Repentinamente, el timbre del teléfono rompió el silencio del despacho, ella contestó, escuchó la voz del anticuario Gonzalo Obregón, así como la “extraordinaria” noticia que anunciaba. Después de colgar el teléfono Brauer escribió una carta para comunicar a Franz Mayer el hallazgo “verdaderamente excepcional”, el descubrimiento que desde ese momento marcaría por siempre esta colección.1


Franz Mayer tuvo un especial interés en adquirir obras de arte novohispano. En su época conoció importantes personajes que le ayudaron a obtener piezas para enriquecer su colección, la condición era que éstas fueran obras “verdaderamente extraordinarias y excepcionales”, tal y como lo es el lebrillo que Gonzalo Obregón encontró en el año de 1959 y que fue adquirido por Mayer el día 17 de octubre del mismo año. Actualmente, esta pieza se encuentra ubicada en la sala de Tradiciones Cerámicas del museo y contiene la historia de una pasión por el coleccionismo, a la vez que exalta la importancia y presencia de la loza estannífera (talavera) en el Virreinato de la Nueva España..


1 Archivo Personal Franz Mayer (APFM), Caja H, Fólder 91, Memorándum: octubre de 1959.



Para saber más:

Albert, María Ángeles. “Desarrollo de la cerámica colonial en la Nueva España” en México colonial, España: Caja de ahorros del Mediterráneo, 1989.
Barber, Edwin Atlee, Mexican Maiolica in the Collection of the Hispanic Society of America, Filadelfia: The Hispanic Society of America, 1915.
B Cortina, Leonor. “La cerámica en la Colección Mayer” en Boletín Bimestral. Museo Franz Mayer, No. 12, México, D.F., marzo-abril 1986, pp. 2-6.
La cerámica en la Ciudad de México: 1325-1917, México, D.F.: Departamento del Distrito Federal; Museo de la Ciudad de México, Patronato, 1997.

¡Visita el museo y encuentra la pieza del mes! Compara su tamaño con el de otras similares.

¿Por qué crees que sea tan grande?

Anteriormente los lebrillos eran objetos muy utilizados, fueron piezas esenciales de cualquier hogar. Éstos servían para lavar platos, ropa, como pileta de baño o simplemente para contener agua.

Se sabe que este lebrillo fue encargado a un locero por el Convento de la Santísima Trinidad de Puebla. ¿Para qué imaginas que fue usado en aquel lugar?

Al centro del lebrillo aparece un ave coronada, rodeada de plantas y flores. El ave representa un águila imperial bicéfala que fue el escudo de la casa real europea de los Habsburgo.

¿Sabías que hasta el año 1700 el rey de España, suprema autoridad de la Nueva España, perteneció a la dinastía de los Habsburgo?

¡Fíjate en los colores que tiene el lebrillo!

El tono blanco se debe a un recubrimiento de estaño y el azul a un pigmento de cobalto que se puso de moda en Holanda durante el siglo XVII y de ahí se exportó a todo el mundo, llegando a decorar obras poblanas como este lebrillo, hasta la actualidad.

¿Ya observaste a los cazadores que decoran el lebrillo? ¡Mira sus vestimentas, los caballos y la vegetación que los rodea!

¿Te acuerdas que esta pieza se encontraba en el Convento de la Trinidad, qué crees que hayan pensado las monjas acerca de este lebrillo y de los cazadores que la decoran?

Bajo el peto porta una camisola verde con decoración en dorado.


1
2
3
4
Pieza del mes de abril

Lebrillo.
Autor desconocido.
Cerámica esmaltada con decoración en azul de cobalto y fondo blanco estannífero.
Puebla de los Ángeles, Nueva España.
Siglo XVII.
31 x ø86 cm.

Banner de Verano
 
Compra de Boletos para la exposición de Tim Burton