Principal > Colección > Colecciones del Museo > Colección Franz Mayer

Colección Franz Mayer

La Colección Franz Mayer está conformada por artes decorativas de los siglos XVI al XIX de distintas procedencias, materiales y estilos. Los principales géneros que la integran son platería, cerámica, mobiliario y textiles.

A través de estas piezas es posible conocer cómo las sociedades han buscado embellecer los objetos de uso cotidiano, así como las modas y gustos de otras épocas.

El acervo también cuenta con importantes obras de pintura, escultura y estampa de destacados artistas europeos y mexicanos.

Pintura

La colección de pintura reúne obras de procedencia europea (principalmente de Italia, Alemania, Flandes y Holanda), así como del virreinato de la Nueva España y de artistas mexicanos de los siglos XIX y XX. Franz Mayer reunió la mayor parte de las piezas de la colección durante las décadas de 1940 a 1960, a las que se han sumado otras de reciente adquisición, provenientes de compras, donaciones y comodatos.

 

Textiles

Es posible afirmar que, junto con las piezas de cerámica, los textiles protagonizaron los inicios de la colección reunida por Franz Mayer, ya que desde una etapa temprana adquirió mantones, sarapes y rebozos. A estos ejemplares se han sumado otros que presentan una amplia variedad de materiales y técnicas de tejido y bordado para, en conjunto, integrar una de las colecciones más ricas y diversas del país.

 

Escultura

El interés por adquirir esculturas fue una constante a lo largo de la vida de Franz Mayer, quien hacia la década de 1960, durante sus últimos años, buscó conseguir ejemplares destacados dentro de este género a fin de mejorar su colección.

El acervo escultórico del museo se conforma, en su mayoría, por obras devocionales novohispanas correspondientes de los siglos XVI al XVIII. A ellas se suman ejemplares de manufactura europea de los siglos XIV y XV, así como un grupo diverso de piezas orientales

 

Cerámica

El inicio formal de la colección reunida por Franz Mayer se remonta al año de 1919, con la compra de 1,400 azulejos antiguos. Desde entonces, entre sus diversas adquisiciones, Mayer tuvo una especial inclinación por las piezas de cerámica utilitaria, ornamentales y devocionales, especialmente por aquellas correspondientes al tipo conocido popularmente como talavera. El acervo del museo comprende alrededor de 1,632 ejemplares de este género, además de cerca de 20,000 azulejos, particularmente de procedencia mexicana. Esta colección se ha posicionado como la más importante de México en su tipo, por lo que se le ha dedicado una sala.

 

Mobiliario

La colección de mobiliario del museo comenzó a ser reunida por Franz Mayer una vez consolidado un acervo sustancial que le permitió fijar el rumbo de su vocación como coleccionista. Así, a partir de 1937, Mayer dio inicio a la búsqueda y compra de muebles con diversas características, labor que nunca abandonó y que lo llevó a crear una colección que comprende ejemplares de principios del siglo XVI hasta el XX, procedentes de Inglaterra, Italia, Francia, Holanda, Alemania, España, Portugal, Perú, India, China, Filipinas y México.

 

Platería

Compuesta por poco más de 1,290 piezas de entre los siglos XV y XIX, la colección de platería es uno de los principales acervos del museo y una de las más importantes de su tipo en todo el país. La mayor parte de sus ejemplares fue adquirida por Franz Mayer, quien compró algunas de las piezas más destacadas a casas de subastas como Parke-Bernnet.

El acervo está formado por piezas de origen novohispano, italiano, alemán, mexicano y español.

 

 

 

 

Banner de Verano
 
Compra de Boletos para la exposición de Tim Burton